errantes en gris

para los que no están perdidos

La increíble historia de Srinivasa Ramanujan

Uno de los personajes que más me ha fascinado dentro del mundo de las matemáticas es el de Srinivasa Ramanujan. De origen indio y vida breve (sólo 32 años) fue una de las mentes más preclaras que ha conocido la Humanidad.

Nació en 1887 en el seno de una familia humilde de casta Brahmán en el estado de Tamil Nadu en India. La falta de medios le hizo tener una formación prácticamente autodidacta. A los 7 años gracias a una beca pudo asistir a una escuela pública. Para esa época ya conocía multitud de fórmulas matemáticas y recitaba con precisión numerosas cifras de pi. A los 12 años dominaba la trigonometría y a los 15  le prestaron un libro que completaron su formación matemática: la Synopsis of Elementary Results in Pure Mathematics de George S. Carr. Éste contiene unos 6000 teoremas sin demostración, pero eso no fue ningún problema para Ramanujan que un año después ya había completado varias investigaciones en solitario sobre los números de Bernoulli y la constante de Euler.

Sigue leyendo para saber más.

Al finalizar la escuela secundaria recibió otra beca para la Universidad; sin embargo, su pasión por las matemáticas le impidieron concentrarse en otras asignaturas, hasta tal punto que tuvo que abandonarla.

En 1912, fue animado a comunicar sus resultados a distinguidos matemáticos de Inglaterra (recordamos que la India era por entonces colonia británica). M. J. M. Hill del University College de Londres comentó de Ramanujan que “tenía buen gusto por las matemáticas y capacidad” pero que carecía de la formación necesaria para poder ser aceptado en el mundo matemático. A pesar de ello, le dió algunos consejos para continuar su trabajo. Por contra, los catedráticos de la Universidad de Cambridge H. F. Baker y E. W. Hobson devolvieron sus cartas sin ningún comentario.

Finalmente, y de auténtica casualidad, fue Godfrey Harold Hardy el que leyó con la atención suficiente los escritos de Ramanujan. Al principio pensó que podría tratarse de un fraude, pero más tarde llegó a afirmar de tales fórmulas que “forzoso es que fueran verdaderas, porque de no serlo, nadie habría tenido la imaginación necesaria para inventarlas”.

Esta es la sencilla carta que Ramanujan envió a Hardy:

“Apreciado señor:

Me permito presentarme a usted como un oficinista del departamento de cuentas del Port Trust Office de Madrás con un salario de 20 libras anuales solamente. Tengo cerca de 23 años de edad. No he recibido educación universitaria, pero he seguido los cursos de la escuela ordinaria. Una vez dejada la escuela he empleado el tiempo libre de que disponía para trabajar en matemáticas. No he pasado por el proceso regular convencional que se sigue en un curso universitario, pero estoy siguiendo una trayectoria propia. He hecho un estudio detallado de las series divergentes en general y los resultados a que he llegado son calificados como “sorprendentes” por los matemáticos locales…

Yo querría pedirle que repasara los trabajos aquí incluidos. Si usted se convence de que hay alguna cosa de valor me gustaría publicar mis teoremas, ya que soy pobre. No he presentado los cálculos reales ni las expresiones que he adoptado, pero he indicado el proceso que sigo. Debido a mi poca experiencia tendría en gran estima cualquier consejo que usted me hiciera. Pido que me excuse por las molestias que ocasiono.

Quedo, apreciado señor, a su entera disposición .

S. Ramanujan.”

Hardy invitó a Ramanujan a Inglaterra, y desde entonces el matemático indio alternó su residencia entre ambos países hasta que murió de tuberculosis en 1920 a la temprana edad de 32 años. Para entonces ya había recopilado más de 3900 fórmulas e identidades, escrito varios libros bajo el título de Cuadernos de Ramanujan, publicado 21 artículos (5 de ellos con Hardy) y realizado significativos avances en varios campos de la matemática.

 

Srinivasa Ramanujan (en el centro) con G. H. Hardy (extremo derecho) y otros en el Trinity College, Cambridge. Click para ampliar

 

A día de hoy su talento y valor está fuera de toda duda, y tan sólo nos queda la incógnita de qué habría sucedido si Ramanujan hubiera contado con la formación adecuada y su salud le hubiera concedido una vida más larga. Seguramente estaríamos ante uno de los personajes más trascendentes de la Historia de la Ciencia, al nivel de los más grandes.

Ver también Ramanuján y la Cuadratura del Círculo

Anuncios

27 octubre 2010 - Posted by | Ciencia, Matemáticas

1 comentario »

  1. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Uno de los personajes que más me ha fascinado dentro del mundo de las matemáticas es el de Srinivasa Ramanujan. De origen indio y vida breve (sólo 32 años) fue una de las mentes más preclaras que ha conocido la Humanidad. Nac…..

    Trackback por Bitacoras.com | 27 octubre 2010 | Responder


¡Deja un comentario y comparte tu opinión!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s