errantes en gris

para los que no están perdidos

La rueda de Ginebra

Existen algunos artefactos que derrochan imaginación. Sin duda, uno de los más asombrosos es la rueda de Ginebra, llamada así por empezar a utilizarse en la industria relojera suiza, o cruz de malta, por su parecido.

Es un mecanismo capaz de convertir un movimiento circular continuo en un movimiento circular intermitente. La rueda motriz dispone de un pivote que encaja con el carril de la rueda conducida haciéndola avanzar un paso y de un bloque que le permite completar su vuelta sin que la rueda conducida se mueva.

 

Rueda de Ginebra externa

Rueda de Ginebra externa

Entre sus múltiples usos se encuentran el empleo en proyectores de cine (de los antiguos) para cambiar la imagen proyectada cada 1/24 segundos; en relojes mecánicos, y en plóteres.

Existen distintas variantes cambiando el número de pasos (carriles de la rueda conducida) o de pivotes de la rueda motriz. Aquí puedes encontrar algunos ejemplos variados.

Además podemos encontrar la rueda de Ginebra interna que es un poco menos versátil que la anterior: soporta menos tensión mecánica, sólo puede tener un pivote y el ángulo girado por la rueda motriz siempre debe superar los 180°; pero es también muy ingeniosa.

 

Rueda de Ginebra interna

Rueda de Ginebra interna

 

Bonus! Por si alguien tiene curiosidad, os dejo también la patente más antigua que he encontrado de una rueda de Ginebra.

Anuncios

13 marzo 2011 - Posted by | Curiosidades, Ingeniería

Aún no hay comentarios.

¡Deja un comentario y comparte tu opinión!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s